No, el azúcar moreno no es mejor que el blanco

Uno de los alimentos que más protagonismo ha ido cobrando como “alternativa más saludable” al azúcar blanco es precisamente el azúcar moreno, cuyo color marrón, similar al de los productos integrales, lo ha logrado posicionar como más llamativo y de mejor calidad a ojos del consumidor. Sin embargo, las diferencias entre ambos azúcares no son significativas, e incluso hay diversas falsas creencias que han catapultado al azúcar moreno a un lugar que no debería corresponderle.

Los métodos de fabricación de ambos tipos de azúcar, blanco y moreno, son diferentes, aunque el segundo es porcentualmente muy similar al primero al final de su elaboración.

El azúcar blanco, al menos en España, se obtiene mayormente a partir de la remolacha mediante complejos procesos químicos, cuyo objetivo es extraer la sacarosa de dicha planta y cristalizarla.  Para obtener el azúcar blanco se requiere el uso de productos químicospara purificarlo y evitar el desarrollo de microorganismos sobre el mismo -sulfato de calcio, ácido sulfúrico-, aunque dichos productos no suelen aparecer en el producto final, dado que tan solo cumplen funciones de procesado.

El azúcar moreno, por su parte, puede obtenerse por dos métodos diferentes en nuestro país, los cuales son muy similares al usado para conseguir el azúcar blanco. El primero de ellos, conocido como “mezcla”, consiste en mezclar el mismo azúcar blanco con melaza de caña, un método que también es vulgarmente conocido como “azúcar teñido” -aunque el colorante no es más que melaza-. El segundo método, la “cristalización”, es muy similar el usado para conseguir azúcar blanco, con la puntual diferencia de que no se elimina la melaza de la caña en el proceso, pero sí se eliminan el resto de impurezas.

A nivel químico y nutricional, las diferencias son ínfimas. El azúcar blanco se compone de un 99% de sacarosa o “azúcar puro”. Por su parte, el azúcar moreno oscila entre el 85% y el 95% de sacarosa, dependiendo de la marca, siendo el 5-15% restante agua y algunas trazas de minerales como calcio, hierro, potasio o magnesio cuya cantidad es escasa como para tenerla en cuenta.

La única diferencia que podría detectarse es en sabor e intensidad: el azúcar blanco es más dulce, mientras que el azúcar moreno es más intenso y requiere más cantidad para endulzar de la misma forma que el blanco.

 

https://www.elespanol.com/ciencia/salud/20180827/no-azucar-moreno-no-mejor-blanco/332217199_0.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: