La voracidad del glutamato.

Si alguna vez te has encontrado con uno de los aditivos entre el E-620 y el E-625 deberías seguir leyendo.

El E-620, E-621, E-622, E-623, E-624, E-625 son un grupo de aditivos derivados del acido glutámico, uno de los aminoácidos no esenciales más abundantes en la naturaleza. Son usados como aditivos por su elevada capacidad de potenciar sabores. Dado que el sabor del glutamato no se identifica ni con el dulce, ni con el salado, ni con cualquier otro, se ha denominado umami, que significa sabroso en japonés.

Estos aditivos podemos encontrarlos de forma natural en alimentos curados, como quesos o jamones, y de forma artificial en gran parte de la comida asiática y en la mayoría de snacks industriales.

La polémica viene al descubrirse que este aditivo provoca  un aumento del apetito. Además, en dosis bajas es potencialmente excitotóxico y neurotóxico, y a niveles altos, provoca la aparición de pensamientos suicidas. No está recomendado su uso en personas con algún tipo de enfermedad neurológica, como trastorno bipolar o parkinson. La dosis máxima recomendada por la EFSA es de 30mg por kilo de peso.

-Fuente: ElConfidencial.

2 comentarios sobre “La voracidad del glutamato.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: